Rosa Estrella

Corrección / Traducción EN<ES

QUÉ HAGO

Corrección ortotipográfica y de estilo en castellano.
Traducción EN<ES.

CÓMO TRABAJO

Metodología de trabajo y tarifas.

COLABORACIONES

Algunos de mis clientes.

El lenguaje nos ayuda a capturar el mundo, y cuanto menos lenguaje tengamos, menos mundo capturamos. O más deficientemente. Una mayor capacidad expresiva supone una mayor capacidad de comprensión de las cosas. Si se empobrece la lengua se empobrece el pensamiento.

Fernando Lázaro Carreter

QUÉ HAGO

1. CORRECCIÓN (adecuar)

No hace falta ser corrector ni experto en lenguaje para detectar una falta ortográfica o algún elemento que entorpezca la lectura de un texto cualquiera. Una coma rara, una letra que se cuela, una palabra que no pega o un párrafo enrevesado. Cuando escribimos, nuestro cerebro está tan concentrado en crear contenido que al traspasarlo al papel o a la pantalla, siempre se nos escapan cosas.

Y por eso existimos nosotros, los correctores.

Necesitamos ojos ajenos que observen desde fuera y atrapen esas piedrecitas del camino, nuestro camino de lectura. La corrección se convierte en un proceso absolutamente necesario para que un texto cumpla su función y gane prestigio; para que el mensaje sea el adecuado, la recepción fluida y la interpretación correcta. Es decir, la comunicación perfecta.

 

2. TRADUCCIÓN EN<ES (adaptar)

Todo en esta vida es traducible. Pero hay tantas maneras de expresar o representar un pensamiento como lenguas existen en el mundo. No, como personas en la Tierra. No, como estrellas en el universo. Eso es: cada mente —originador de ideas— es un universo de elementos y procesos que se materializan en lenguaje, nuestra herramienta para compartirlo, nuestro método para acercarnos lo más posible al universo de otro. La misión del traductor consiste en reducir las distancias y adaptar el mundo expresado en un texto al cosmos del lector que espera para descubrirlo. No queremos “traicionar” a aquel que se expresó, sino trasladar una idea de un mundo a otro.

Y así, nos enriquecemos.

The man is only half himself, the other half is his expression.

Ralph W. Emerson

CÓMO TRABAJO

 

1. METODOLOGÍA

Considero que lo más importante para que un texto gane funcionalidad y prestigio es encontrar el punto de equilibrio entre cumplir la norma y fidelidad lingüística sin perder la naturalidad del habla y la creatividad del autor.

Antes de nada, estudio el encargo y las condiciones del cliente para asegurar que el resultado de mi trabajo cumpla escrupulosamente con ellas y se entregue puntualmente.

Después, la primera pieza clave en mi metodología de trabajo es la observación y el análisis, desde la distancia, del texto. Así, el siguiente paso será desmenuzarlo e intervenir sin adueñarme de él.

– Ante la corrección de un texto, trabajo con extrema atención y minuciosidad y no concluyo hasta que queda brillantemente pulido.

– En la traducción, establezco como base permanente en cada uno de los procesos, dos elementos esenciales: la intención y funcionalidad comunicativas del texto original —de su autor— y mi posicionamiento virtual como lector potencial del texto meta.

 

2. TARIFAS

Cada texto es un mundo y tiene unas características propias que lo hacen único, por lo que encontraremos unas necesidades específicas en cada uno de ellos. Mi objetivo es tratar cada texto de esta manera, atendiendo el detalle y proporcionando los cuidados que se requieran. Así, el trabajo con un texto X podría exigir más esfuerzo, más tiempo, más investigación, etc. que el del texto Y, aun conteniendo el mismo número de palabras o tratando sobre el mismo tema.

Consecuentemente, las tarifas que aquí se exponen son orientativas, sin IVA y sin costes adicionales; el precio final siempre dependerá, como explico, de los cuidados específicos que el texto necesite.

Por otro lado, otras circunstancias como la urgencia en la entrega, un registro muy especializado, componentes complejos (bibliografías, imágenes y gráficos…), correcciones de estilo que exigen reescritura, traducción o corrección audiovisual, etc. podrían añadir costes o aplicar otro tipo de tarifa1.

De acuerdo con esto, las tarifas base son las siguientes:

Corrección ortotipográfica: 0,80 € / millar de matrices2

Corrección de estilo: 1,40 € / millar de matrices

Corrección ortotipográfica y de estilo: 1,90 € / millar de matrices

Traducción EN<ES3: 0,08 € / palabra

Tarifa mínima corrección (hasta 30000 matrices): 25 €

Tarifa mínima traducción (hasta 500 palabras): 40 €

1Para consultar tarifas por hora o por página, por favor contacta conmigo.

2 Matrices = caracteres + espacios

3 Para traducciones inversas (español>inglés), por favor contacta conmigo.

 

Rosa es una trabajadora que, apasionada por su trabajo, siempre está llena de soluciones para problemas que a simple vista, parecían imposibles de resolver.

—Sam G. C.
Impresiones Privadas

 

Rosa es una trabajadora que, apasionada por su trabajo, siempre está llena de soluciones para problemas que a simple vista, parecían imposibles de resolver.

—Sam G. C.
Impresiones Privadas

 

Rosa es una trabajadora que, apasionada por su trabajo, siempre está llena de soluciones para problemas que a simple vista, parecían imposibles de resolver.

—Sam G. C.
Impresiones Privadas

 

Rosa es una trabajadora que, apasionada por su trabajo, siempre está llena de soluciones para problemas que a simple vista, parecían imposibles de resolver.

—Sam G. C.
Impresiones Privadas

QUIÉN SOY

La incapacidad para entender la complejidad del mundo me empujó a querer saber, al menos, sobre las personas y los lugares. No siempre me conformaba con visitar y pasar por ahí, así que me quedaba. Quería sentarme en los bancos y observar a los transeúntes. Me planté en escenarios como Escocia, Islandia, Rumanía e India. Ahora, Eolo y Eros me arrastran a una isla del mediterráneo donde la vida pasa lenta, pero los días se esfuman.

En mi casa siempre hubo libros, enseñanza y música. Recuerdo escuchar una y otra vez las canciones de The Beatles, The Corrs, Roxette… No sé cómo, aprendía las letras y las cantaba con mis hermanas, y hacíamos como si tuviéramos un público delante. Cuando terminaba el espectáculo, corría a buscar todas las palabras en el diccionario, pues necesitaba entender lo que decía la canción. Quizás así empezó todo.

Se supone que yo era de letras, hasta que me adentré de lleno en ellas y me di cuenta de que mi mente era científica. ¿Desde cuándo traducir un texto del latín no es una tarea propia de las ciencias? Hay que aplicar fórmulas y cálculos que bien podrían aprenderse en las clases de Física y Química. Mientras mis compañeros resoplaban y refunfuñaban, yo me entusiasmaba ante esas condenadas traducciones.

Descubrí que el lenguaje y su estudio podían convertirse en toda una obra de ingeniería, o en un cuerpo que diseccionar, o en una partícula que observar con el microscopio, o en una compleja fórmula que descifrar.

Soñando con ser actriz y pensando en ser psicóloga, quise estudiar traducción. Así que me hice filóloga inglesa y trabajé enseñando español. Más tarde, me estampé, tal cual y ya de verdad, con mi pasión por el texto con Icíar G. en los cursos de Cálamo & Cran. Y ahí encontré mi elemento (K. Robinson) y mi flow (Mihály Csíkszentmihályi), así todo junto.

Si me encuentras corrigiendo o traduciendo, taza con té al lado, gata en regazo, es que estoy en mi universo, conectando con los universos de otros.

CONTACTO

Puedes escribirme a contacto(a)rosaestrella.net, usar el formulario de contacto
o bien llamarme al +34 619023993

15 + 2 =